Comentarios 4

1 diciembre de 2016

Categoría clik! digital

UN CRACK DE BRONCE

Jugador de fútbol desde que recuerda, dice que “la cabeza hace la diferencia en el deporte de alto rendimiento”.

TALENTOS-naranja-op

Nicolás Veliz (25) consiguió la medalla de Bronce con Los Murciélagos, en los recientes Juegos Paralímpicos Río 2016, y confiesa que ya sueña con conseguir la de Oro en Tokio 2020. “Es un orgullo y una responsabilidad vestir la camiseta argentina y representar al país. Haber participado de los Juegos fue algo increíble e impactante; y la medalla, un premio al sacrificio y esfuerzo de todo el equipo”.

Es un competidor de alma que participa de la Liga Nacional con su club Municipalidad de Córdoba y asegura que “la competencia bien entendida te hace superar y mejorar”. Lector de novelas históricas y fan de series como Juego de Tronos, cuenta que “todo lo vivido fue único, por haber compartido las alegrías con mi familia y mi novia Jimena y por haber tenido hinchada de muchos argentinos gracias a la cercanía. Realmente se siente el aliento porque los argentinos somos ruidosos y muy fervorosos. Eso hace que adentro de la cancha uno disfrute mucho esos momentos”.

De chico admiraba a Gabriel Batistuta y desde que Lionel Messi explotó en el Barcelona, se convirtió en su ídolo. En su club, viste la número 10 y en la Selección se calza la 11. “No tengo cábalas previas a los partidos, mi rito es cambiarme tranquilo, ponerme las vendas, las rodilleras… En los momentos previos no me gusta hablar demasiado, prefiero estar concentrado”, cuenta.

Además de jugador de fútbol, es Colaborador Naranja desde hace cuatro años y estudiante de la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Por eso lleva una rutina intensa: “Me levanto temprano, trabajo y me voy a almorzar a casa. Duermo un rato la siesta o leo mientras descanso y después me voy a entrenar. Así todos los días. Hay épocas en las que entrenamos también a la mañana, antes de ir a trabajar. Mis compañeros siempre me apoyaron y eso ayuda mucho”.

646 Lecturas